miércoles, julio 26, 2006

Había una vez...

Este domingo fui al Bellas Artes a ver la exposición de Elliott Erwin y aproveché de visitar la retrospectiva del pintor Pablo Domínguez.
Parte de la muestra era una serie de dibujos hechos por sus hijas, los típicos que se hacen en los primeros años de colegio. Eso me recordó que cuando era más joven y soñaba con formar una familia “tradicional”, tenía la idea de enmarcar los trabajos que hicieran mis retoños y adornar con ellos nuestra futura casa, como si fueran las mejores obras de arte.

Y como una idea lleva a otras, recordé también mi intención de dejar acondicionada una pared de sus piezas, para que en ellas pudieran dibujar libremente todo lo que desearan –como les gusta hacer a los niños-, de manera de fomentarles la creatividad y el espíritu artístico.

Por supuesto, en ese hogar se habría escuchado mucha música, se cocinaría entre todos y se leerían fantásticos cuentos bellamente ilustrados (esto último más por placer culpable mío).

Es una visión absolutamente idealizada ¡Lo sé!... Pero más allá de esa fantasía, creo que yo habría sido un buen padre. Un poco aprensivo y exigente, pero bastante cariñoso.

Reflexionando al respecto, siento que esas ganas de ser buen padre obedecían a la búsqueda de un equilibrio: como a mí me faltó esa figura de chico, querría compensarlo siendo el padre que hubiese querido tener (aunque aclaro que siempre me sentí muy querido por quienes me acompañaron).

Quizá no sea el motivo más correcto para querer ser papá, pero me parece mejor que muchos otros ¿Cierto?

Estoy hablando en pasado ¿Significa que he descartado la posibilidad de tener una familia? No... pero admito que para mí el escenario óptimo es que un hijo sea criado por un padre y una madre (y que lo amen, obvio).

En todo caso, una alternativa latente es la posibilidad de adoptar. De hecho, era una opción que ya la consideraba de antes, cuando tenía la idea de conocer a una mujer especial, enamorarme y formar un hogar.

Porque eso de que un hijo tiene que llevar los genes de uno me parece una soberana tontera. Mi opinión es que uno no se merece el título de padre simplemente por andar desparramando semen, sino que se gana a pulso, formando y acompañando de la mejor manera posible a ese hijo.

En fin, en eso me quedé pensado después de ver esos dibujos en el Bellas Artes... Afortunadamente tengo hermanos en la “tierna” edad de la adolescencia que me recuerdan que criar niños es bastante más sacrificado.
Sin embargo...

17 Comments:

Blogger Pablillous said...

Dios mio! esto parece la Pequeña casa en la pradera o estoy viendo un episodio de Escalera al cielo?
demasiado amor familiar..je je

broma amigo...

claro que la paternidad no la hace el semen, si no la crianza, el cariño que se entregue y el tiempo con los hijos..como sea que estos hayan llegado...


abrazos

1:39 a. m.  
Blogger J. said...

sin embargo?


la paternidad es un tema, es la trscendencia que sin duda tendremos que lograr por medios cercanos, humanos y cargados de cariño, atributos que por suerte no son de exclusividad de la paternidad.

Slds

9:04 a. m.  
Blogger spaceboychile said...

Oiga maestro, se que es lindo soñar, pero no se achaque por supuestos, vale?

Mira que yo hubo un tiempo que hacia lo mismo, con mis padres, por que mi vida seria harto mas facil con ellos vivos, sobretodo con mi madre, pero las cosas no son asi actualmente y sin embargo...

Soy feliz.

12:01 p. m.  
Blogger el doc said...

Bueno, el muro libre para rayar es una excelente idea para tener y ser el tío preferido, ese que deja que rayen su casa ;)

Hasta el momento no me ha aflorado el instinto paternal, pero se me ocurre que es una cosa que se produce con los años (viste, te trato de viejo sin chistar). Aún así, creo que hay varias formas de cubrir esa necesidad siendo gay, desde adoptar, pasando por poner la semillita para dos amigas lesbis, o incluso entregando toda nuestra dedicación como tíos o padrinos.

slds

1:53 p. m.  
Blogger C.- said...

Yo cacho que apadrinar es una solución equilibrada y muy poco conocida...
Es una sugerencia que te sugiero sugiriendo que la concretes ja ja
Ya me enredé
Besos
Clau

5:57 p. m.  
Blogger Julius said...

Hay tanto pendex abandonado por ahí...que me da una pena gigante. La adopción debiera ser para todos y mucho más sencilla. Punto.

Abrazos de JUL.

5:59 p. m.  
Blogger Alter said...

Hola. Ta bonito tu post. Creo q de todas formas podrías tener una pieza con dibujitos de tu hijo pegados en la pared. Q no tengas una familia "convencional" no significa q no puedas tener hijos no?, sea propio o adoptado. Una pareja, un hijo y tu serían una linda familia tambien, no crees?
Buena suerte.

Alter (el pegajoso, meloso o empalagozo o como quieras llamarme, jojo)

1:52 a. m.  
Blogger el infaltable said...

uff, un tremendo tema. Yo reconozco mi ego y el deseo de ver parte de mis genes en un cabro chico. De hecho me enorgullezco enormemente de que uno de mis sobrinos sea igual a mi. La paternidad es algo que creo requiere de una madurez que claramente aún no tengo. Pero lo encuentro brutal, es un aterrizaje gigante. Ya no te podis mandar cagás asi como asi. Seré padre algun dia si con suerte aguanto un dia a mis sobrinos. No lo se. Pero es un tremendo tema.

2:15 a. m.  
Blogger el infaltable said...

me salio medio chisporrotedo el comment. ya es tarde y hora de acostarse, jajajaja. Saludos y haz tu muro y yo te hago un dibujito.

2:16 a. m.  
Blogger dixleso said...

yo estoy que corto las huinchas pa' que mi hermana se ponga en campaña y me dé sobrinos... para empezar, a ver si me aflora denuevo las ganas, porque qué sabio el comentario sobre tus hermanos...

10:41 a. m.  
Blogger J a v i e r said...

Siempre me vi con hijos, esposa, perros y una parcelita construida por mi....esos eran mis sueños y anhelos de pendejo.

Hoy me veo...comprando un departamento, teniendo un perro , y viviendo con mi pareja....

Como cambian las cosas,o sea 360º, de hijos me basta con mi ahijado, y los sobrinos que vendrán, no me molesta la idea de no tener hijos, me complica la soledad, pero eso no tiene relacion con los hijos.
un abrazo
javier

1:57 p. m.  
Blogger Ixiano said...

Yo no sé por qué mi Dios
le regala con largueza
sombrero con tanta cinta
a quien no tiene cabeza.

10:19 p. m.  
Blogger LaRomané said...

Estoy plenamente de acuerdo contigo con la adopcion...

Si sientes que podrias ser un excelente padre es porque, ciertamente, serás un magnifico tio...

Cariños
x0x0x0x
LaRomané

3:42 p. m.  
Blogger Huracan said...

No frustres tu instinto paternal, que lo que hace falta en este mundo son buenos padres para tener mas buenos hijos y mas buenas personas. Adopta, planta semillas, que se yo, eso ya es muy personal, pero si estás dispuesto a hacer el sacrificio que es dedicar tu vida a formar un hijo, te vas a llevar también todas las satisfacciones que eso trae. Los hijos son para toda la vida, te cambian los puntos de referencia. El lazo con tus hijos es el unico de verdad indisoluble, los tienes y ya, son para toda la vida.
Y los que no los quieren tener, fantástico también, es una opción muy válida. Te quedas dueño de tu vida en vez de entregarle una buena parte a unos enanos que puede que ni te lo agradezcan.Y nadie te va a impedir plantar un árbol y escribir un libro.

9:33 a. m.  
Blogger Titus said...

Yo decidí partir plantando el árbol, seguir escribiendo el libro y después... quien sabe.

salu2

11:38 p. m.  
Blogger EL HOMBRE IN-VISIBLE said...

Padre es el que los ama y cría, no siempre el que los engendra...(cliché pero cierto).
Un abrazo
BJ.

5:56 p. m.  
Blogger astrolloron said...

"Jovencito":
Que responsabilidad tan grande.
Voy a ser un poco frio pero sincero respecto a este tema.
Yo, tendria que cambiar muchas cosas con respecto a mi vida, las cuales no quiero cambiar aun.
Ademas, a duras penas me hago cargo de mi por lo que no podria aperrar por un ser indefenso.
Total, tengo sobrinos a los cuales malcriar.

12:06 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home