martes, junio 13, 2006

Martes 13

Hoy no debí levantarme de la cama.
Para empezar el calefont de la casa volvió a dar problemas. Por lo visto, la vuelta de los escolares a clases sumado al nuevo edificio que se construyó cerca, hizo que la presión de agua bajara a esa hora crítica de la mañana. De nada sirvieron mis rezos desesperados mientras abría todas las llaves de agua caliente para ver si así lograba que encendiera el dichoso artefacto.
No hubo caso... Así que obligado a ducharme y lavarme el pelo con agua HE-LA-DI-SI-MA, porque eso sí, prefiero morir de frío que andar sucio.
La demora que me significó lo de la ducha y el desayuno más contundente que tuve que prepararme para salir de la cuasi hipotermia, hicieron que llegara a la estación del metro justo a la hora de mayor congestión.
Mal.
Pasaron uno, dos... cinco trenes, y nuevamente no hubo caso: imposible subir (no tengo vocación de sardina humana).
Después de quince minutos de espera, por fin logré ingresar a un vagón sin correr el riesgo de morir aplastado o asfixiado.
Una vez en la oficina me esperaba mucho trabajo, porque mi jefe renunció y otro colega está fuera del país, por lo que me toca hacer toda la pega.
Para colmo estoy a la espera de que me envíen un material que necesito urgente –era para el viernes pasado- y por el cual todavía me están tramitando. La versión oficial que me vienen repitiendo desde hace más de una semana es que está listo, pero falta el visto bueno final. Sí, claro.
Me juraron que lo envían hoy... Por ahora no puedo hacer más que esperar, encomendarme a distintos santos y doparme con Armonyl para sobrevivir este maldito día.

11 Comments:

Blogger J. said...

Un literal martes 13... insisto... trae mala suerte creer en la mala suerte.

En todo cao, no tener agua caliente en la mañana es lo peor, sin embargo yo no soy tan valiente y aplico cultura de abuelito no más, y comienzo el día sin mayor drama... mis glandulas me lo permiten.
je!

Slds

6:35 p. m.  
Blogger Ya no me engañas, descubrí tu blog said...

Viéndolo por el lado positivo, si tu jefe renunció, ¿ya postulaste a su cargo?

Saludos

9:10 p. m.  
Blogger Pablillous said...

muchas desgracias..y el calefon...lo peorrrrrrrrrrrrrrrr


el metro para rematarla...

yo hace 3 semanas espero la "version final" del contrato que usare por el resto del año

solo le falta el"visto bueno final" je je

abrazos

12:47 a. m.  
Blogger C.- said...

ánimo mr..ya no quedan más martes 13 en lo que resta del año ¡¡¡
besos

12:02 p. m.  
Blogger Yo Claudio said...

Ufff... yo prefiero saltarme un día la ducha a caer en hipotermia.

Espero que ese bendito informe haya llegado.

Un abrazo.

4:31 p. m.  
Blogger bouclés argent said...

pucha que mal, para mi los martes trece no significan mucho, de hecho casi mas de buena suerte...

lo del califon fataaal!!!... inviernoooooo, en la mañanaaaaa...ca ga te de fri o !

pero bueno ya paso

saludos

8:00 p. m.  
Blogger The Apprentice said...

Martes 13 con cuática, parafernalia y todo eso... ánimo no más... a soportar se ha dicho, que al menos hay días mejores que ese.

Lo de la ducha, me pasó la semana pasada, días antes de enfermarme y con lluvia... caminaba a penas a tomar locomoción a la oficina.

Un abrazo y cuidese

9:35 p. m.  
Blogger nerd-son said...

Señor…..
en el metro creo que soy el único desatinado que me subo aunque no quede mas espacio, empujoooo hasta que logro entrar y no escucho reclamos de la gente, ya que ando con la música en las orejas….
Saludos y a borrar los malos momentos con una buena dosis de algún ansiolítico!!!

6:46 p. m.  
Blogger astrolloron said...

"Jovencito".
Despues de dias malos viene ias buenos, asi es el ciclo.

2:11 a. m.  
Blogger Alter said...

Hola. A mi lo q más me apesta, más bien me apestaba, era q se acabara el gas cuando me estaba bañando! Es la weá q me pone más de mala en la vida, aparte de andar en micros o metros llenos!!! Es la weá más empelotante, además q en invierno la lluvia hace salir olores extraños en la gente apretujada de la micro, mejor dicho a los de la "contru" q atestan las micros q vienen del barrio alto y q generalmente tomo, puaj! En todo caso, esas cosas pasan todos los días, no solo un martes 13. Mmm, no es mala idea q quedarse con el puesto del jefe renunciado no? jojo.
Buena suerte con el calefont, con el metro y con la jefatura.

3:57 a. m.  
Blogger spaceboychile said...

Armonyl? No niñooooo!!!!!

Mi martes 13 tampoco fue muy bueno: andaban todos mis alumnos super altaneros, ahora se creen que son los dioses del Olimpo, si hasta algunos han tenido el descaro (no a mi, sino habria salido en las noticias por haberme acriminado) de tomar decisiones "pedagogicas" so pretexto de que...se creen con el derecho. Si nos regalan el titulo ahora....

6:31 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home