lunes, junio 05, 2006

Sobre cierta película, Dios, la ciencia y J.

Con mis hermanos este fin de semana fuimos a ver la película basada en el libro por el cual Dan Brown arderá en el Infierno, pero que en este mundo le ha llenado de cochinos dólares.
La verdad es que la encontré entretenida, nada del otro mundo, pero entretenida (la sumo a mi lista de placeres culpables a confesar, cuando me arme de valor para volver a cumplir con ese sacramento).

Pero no es mi interés hacerle más publicidad gratuita a dicho film (cuyo director también ha condenado su alma, pero de él ya se están encargando unas criaturas peores que el Maligno: los críticos, jejeje)

Mientras regresábamos a casa, con el Mario y la Pao tuvimos una agradable conversación histórico-religiosa, en la cual yo me preocupé de dejarles muy en claro que el relato no era más que ficción, plagado de errores históricos, que la Obra es una institución notable y mal comprendida, y por supuesto, que todos los que participaron en la película optaron por el camino de la perdición eterna.

En eso estábamos cuando mi hermana me pregunta si yo nunca he dudado de la existencia de Dios.

Y ya fuera de bromas (porque la primera parte del post fue en tono de broma, ok?), mi respuesta fue: No.

“¿Ni siquiera cuando te pones a pensar de dónde surgió, qué hubo al principio, antes del Big Bang?”, insistió ella.

“No, tampoco”, afirmé.
Quizá en ese aspecto soy muy sencillo, quizá me compré el cuento... pero para mí Dios existe, y punto. No me lo imagino como un viejito que vive en un mundo de estrellas y nubes de algodón; ni siquiera sé si se trata de una especie de energía vital.

“Soy el que soy” le respondió a Moisés en el Monte Sinaí, y creo que no admite más explicación que ésa. Simplemente es algo que está fuera de nuestro entendimiento, y por lo tanto, es un asunto de Fe.

Sin embargo, la conversa con mi hermana se desvió hacia el rol de la ciencia y si ésta en el fondo no atentaba contra los argumentos de un Dios creador. Yo le expliqué que no compartía ese modo de ver las cosas (hace un tiempo dieron un documental muy interesante en el Discovery, creo, sobre los sacerdotes científicos del Vaticano).

Respecto al valor de la ciencia, mi visión es que si Dios –desde mi punto de vista religioso- nos dotó de inteligencia fue para usarla, para cuestionarnos las cosas y generar conocimiento. Por lo demás, si la inteligencia es un don, el propio Jesús en sus parábolas predicó que tales talentos hay que cultivarlos y multiplicarlos.

No obstante, también le dejé en claro a mi hermana que pese a todos lo avances científicos, no hay certezas sobre el origen del universo, la causa primera. Quizá algún día se llegue a la respuesta, pero hoy no.

Así que en definitiva está en uno creer o no que existe algo más. Y mi opción es creer.

Puedo estar equivocado. Tal vez la Fe es una herramienta psicológica para no admitir que estamos solos, que simplemente somos producto de un maravilloso azar. No lo sé, humildemente acepto que no lo sé.

Pero creo... siento que hay algo más.


Pasando a otro tema más terrenal. El bueno de J. me calzó con una cadena en que hay que describir a cuatro blogueros que uno no conozca en persona (la descripción que hizo de mí fue bastante acertada). A la mayoría de los blogueros que más ubico ya los conozco, y la verdad es que me da un poquito de paja cabecearme por el tema, así que paso.

Pero sí quiero cumplir con dar mi impresión de quién me envió este cacho ;-)

Creo que J. vive una etapa que podríamos describir de tranquilidad, de temas resueltos en cuanto a quién es y la vida que quiere, y eso le agrada. Siento que para él esa estabilidad –que no quiere decir que no existan complicaciones o problemas- es importante, y también la valora en su entorno cercano: su familia, incluido su partner, y sus amigos.

Es una persona en general tranquila, pero que sabe pasarlo bien y lo disfruta (aunque de sus excesos tiene la cautela de no hablar mucho).

Le gusta plantearse metas, se cuestiona las cosas, se fija en detalles que otros pasamos por alto.

Es ordenado (la descripción que ha hecho de su clóset da miedo, jeje).
Me lo figuro preocupado de su imagen, de vestir apropiadamente de acuerdo a la ocasión, pero la moda no es su mayor prioridad.
Ah bueno, y para elegir a Clark Gable como imagen de su blog, este chico tiene que ser un poquito sofisticado en sus gustos.


Yap, me quedó enfermo de largo este post, así que chau pescau.

8 Comments:

Blogger dixleso said...

ni tan largo... en fin.
trataré de no influenciarme con tu descripción de J. ya que tengo aún pendiente esa tarea, en tod caso tengo una idea bien clara así que no creo que sea problema.
de la Creencia en Dios y la iglesia:
Bueno, dudo que vaya a ver la película, puesto que ni he leído el libro y prefiero leerlo a ver una versión fílmica de un libro.
Independiente de eso, puede que tenga una creencia en Dios, pero... POR DIOS QUE ME HACE DICÍCIL LA IGLESIA PODER MANTENERLA!

10:04 a. m.  
Blogger Ya no me engañas, descubrí tu blog said...

Tú no me pescas ni en bajada con las películas, pero como yo soy porfiado, aquí te recomiendo otra: What the bleep do we know? Ah, y actúa un negrito, pero no es protagonista, por si acaso...

Saludos

10:26 p. m.  
Blogger Steppenwolf said...

Bueno... como dice dixleso, de Dios no tengo duda, y creo en el porque quiero, porque es algo que me ayuda a comprender mejor por que siento lo que me rodea de esta forma, y por que estoy aquí. Quizás este último punto sea el más importante, después de todo ayuda a soportar mejor las cosas que pasan, ya que "debe haber un motivo para todo esto".

Ahora, la iglesia es otro cuento. Yo leí el libro, es entretenido, pero de ahí a pensar que es la verdad última de nuestro mundo hay un gran paso. Pero no puedo negar algo, la iglesia no es lo que la gente siente, o al menos para mi no lo es.

Desde pequeño he pensado mucho, desde el colegio, un colegio católico, donde las misas, la mojas y los curas eran habituales. A la conclusión que he llegado es que la iglesia es otro tipo de gobierno, es otra forma de manejar poder, es algo más para "ordenar", si lo piensas... ¿quien puede discutir con leyes dadas por Dios?, eso es imposible, y ¿quien puede discutir la autoridad de los "representantes" de Dios aquí en la tierra?

Como lo veo, todo es una forma simple y eficiente de dominar y reinar. Las religiones han sido pensadas para fortalecer a los pueblos, es por eso que algunas incluso sirven para mantener a los extranjeros fuera, es una forma de identidad.

Siempre pense desde chico, que culpa tenían todas esas personas que no alcanzaron a conocer a Jesús y que por esto terminaron en el infierno (al menos eso me dijeron una vez).

La religión es útil, pero es hecha por los hombres, para crear una sociedad y dar orden y fuerza a un pueblo, no lo veo como otra cosa. Me importa un rabano lo que hagan o lo que digan, no los considero Dios, o al menos ya no les puedo creer.

Hay muchas otras cosas que me han llevado a pensar así, pero eso da para más largo.

En conclusión, no creo en la película, ni me importa creerle, pero no creo en la iglesia, ni me importa creerle. Me cansé de las personas que me cuentan "verdades".

Eso no +.

Saludos.

1:45 a. m.  
Blogger Pablillous said...

tampoco tengo dudas de la existencia de Dios..en las Iglesias en todo caso tengo cero fé..
El codigo de vinci no tengo intencion de ver y gracias aDios ya paso el momento mas algido de exposicion mediatica ..

J ,me parece un personaje fascinante ..como sera?

abrazos

9:56 p. m.  
Blogger The Apprentice said...

Era muy católico antes... ya no... creo en díos, pero digamos que ese "carrier" ya no me identifica.

Lo de la película... super buena, me gusto, buenos efectos... pero recomendación para el resto... no tomen mucha bebida, yo casi me mori.

9:33 p. m.  
Blogger Pablillous said...

no estaba rucio ya?

10:40 p. m.  
Blogger astrolloron said...

"Jovencito":
Yo creo en dios o en como se llame.
Tambien se que la fe, es un don que se pide.

pd. he publicao, chico!!!

12:32 a. m.  
Blogger Yo Claudio said...

Interesante el post. Por mi parte hace un par de años que no voy a la eucaristía. Y desde ese momento he transitado desde el catolicismo hacia un cristanismo para terminar en el agnosticismo.

Un abrazo.

4:40 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home