martes, abril 18, 2006

Santiago, mon amour

Hay días en que odio el ritmo de vida de Santiago. Como cuando tras batallar para subir al metro, debo soportar 20 minutos de viaje como sardina, y luego un taco de más de una hora en un trayecto que apenas debería demorar 15 minutos.

4 Comments:

Blogger LaRomané said...

Digan lo que digan , yo no podrìa vivir lejos del amog, los tacos, la agitaciòn diaria y la maldita locomociòn colectiva (incluyendo al Transantiago).

cariños
x0x0x0x
LaRomanè

6:23 p. m.  
Blogger J. said...

A mi igual me gusta harto satiago... y en casos como el que describes veo vías alternativas... hace unas semanas tome micro.. efectivamente, y era harto más grato que el metro a esa hora...
es opción la bicicleta?
es opción caminar?

digo, como par aevitarse la lata del taco.

Slds

10:08 p. m.  
Blogger Remus said...

Me gusta caminar, lo hago bastante. Pero lamentablemente no es una alternativa para ir al trabajo; la bicicleta tampoco es una solución práctica en mi caso.

11:15 p. m.  
Blogger Pablillous said...

todas esas cosas que mencionas como horribles ami me dan una nostalgia que no imaginas..

abrazos

12:16 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home