domingo, octubre 15, 2006

Para esos amigos... mejor la jefa

Este fin de semana fui a ver El Diablo viste de Prada, y me gustó bastante.
Anne Hathaway es simplemente encantadora. La ubico desde que salía en una serie que daban en el cable llamada Get Real y, por supuesto, El Diario de la Princesa (I) es uno de mis placeres culpables. Reconozco que caigo rendido ante sus grandes ojos oscuros y su sonrisa cándida (una versión mejorada y menos engrupida que la empalagosa de la Jennifer Love Hewitt).

Definitivamente es mi tipo de chica (es una forma de decir, Ok?): linda, sencilla e inteligente. Me recuerda a otro de mis amores platónicos: Alexis Bledel, más conocida por su personaje de Rory Gilmore.

Pero demás está señalar que es Meryl Streep la que se roba los aplausos.
Ratificando su talento camaleónico, con apenas unos cambios en su mirada borda un personaje frío, inteligente, despiadado, pero a ratos también humano. Imposible no sentir simpatía por su Miranda Priestly, la maquiavélica pero muy capaz directora de la revista de moda Runway.

Pero bueh, el asunto de este post no era alabar la película, sino hacer un comentario sobre cierto asunto que me quedó dando vuelta.

Advierto a los que todavía no la han visto y pretendan hacerlo, que me referiré a parte del argumento, pero nada muy en detalle...

*

*

*

Si bien se trata sólo de una película hecha para entretener, y por ello se muestran situaciones muy estereotipadas, cada vez que la protagonista estaba con su novio o sus amigos me hervía la sangre con la reacción que éstos tenían hacia ella y su dedicación al trabajo.

Siento que no la apoyaban y que eran egoístas; querían a la Andie (nombre del personaje) que ellos conocían y que se “amoldaba” a sus estilos de vida; pero cuando los nuevos requerimientos de trabajo la hicieron cambiar, sólo encontró reproches del tipo “te has vendido al sistema”, “ahora tu jefa es más importante para ti”, “qué pasó con tus ideales” y bla bla bla.

Escuchaba esos comentarios, mientras la pobre Andie se deshacía en disculpas simplemente por ser profesional (Anne abriendo sus maravillosos ojitos oscuros y haciendo pucheros), y me inundaba la rabia.

“Tropa de pelotudos”, pensaba yo.

OK, los amigos están para decir verdades, pero también para dar respaldo, en las duras y en las maduras.

Además es obvio que cuando uno empieza a trabajar las cosas son distintas: eso se llama madurar. El personaje de Andie llegó de primeriza a un puesto que no era el que había soñado –lo que suele ocurrir-, pero se comprometió con hacerlo bien e incluso aprendió a valorarlo.

¡¿A cuántas personas no les ha ocurrido eso en su vida profesional?! Y aunque ése no fuera el caso, hay una satisfacción personal en el trabajo bien hecho, en saber que uno se la pudo.
Pero eso implica necesariamente nuevas responsabilidades y a veces sacrificios.
Sin embargo, lo único que hacían sus amigos y su novio era sacarle en cara que ya no era la jovencita que conocieron en la universidad. ¡Pero obvio que iba a cambiar! En esa pega o en cualquier otra.

Tengo una amiga que todos lo viernes se tiene que quedar en la oficina hasta muy tarde. Eso significa que para organizar panoramas el resto del grupo nos tenemos que ajustar a su agenda. A ninguno de nosotros se nos ocurriría criticarla; al contrario, estamos conscientes que para ella también es difícil y por lo mismo tratamos de hacerla sentir mejor.

En fin, me cargó el grupo de amigos de la protagonista, y ni mencionar a su novio; cero aporte.

Al final el único que refleja bien lo que es la amistad, es Nigel, el asistente creativo de la revista, interpretado por Stanley Tucci. El no se muerde la lengua a la hora de decirle unas cuantas verdades a Andie (como cuando ésta va a lamentarse con él por el trato que le da Miranda), pero también se muestra dispuesto ofrecerle ayuda para mejorar y salir adelante, sin exigirle nada a cambio ni estarle después cobrando sentimiento.

De eso -en mi opinión- se trata ser un verdadero amigo.

13 Comments:

Blogger LaRomané said...

Los amigos estan para decir las cosas que un desconociod no se atreve a decir por temor a nuestra reaccion...

La Streep es de las mejores actrices de este siglo...pelicula donde actua ella es pelicula que no decepciona...

BEsitos
x0x0x0x
LaRomané

5:44 p. m.  
Blogger Ya no me engañas, descubrí tu blog said...

Hola, don Remus.

Me permito disentir sutilmente de la afirmación de doña Romané. Los desconocidos sí se atreven a decir cosas, siempre y cuando sean bloggers anónimos ;) y cuando dejan de serlo, las siguen diciendo. Y eso es espectacular. Es de las mejores cosas que entrega la blogsfera.

Saludos

11:23 p. m.  
Blogger Doso said...

Osea yo y alo dije, escelente pelicula, sorprede gratamente, Meryl Streep, soberbia!!!
Lo qu edices de los amigos, es relamente cierto, cuantos tiran a la cara que uno no tiene tiempo para ellos, qu ese esta muy ocupados, etc etc, y que quieren si aveces trabajas, estudias, debes hacer trabajos y tamb debes descanzar, osea son muy pelotudos!! El novio de la tipa, un pelotuo tamb jajaja

Abrazos
DOSO

11:48 p. m.  
Blogger Pablillous said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

12:48 a. m.  
Blogger Blefaroplastía said...

Holas,

No he visto la peli y parece que no la voy a ir a ver nada, sobre todo por que el señor de arriba mio me contó el final. Ta ra de dio no má.

En todo caso, sobre el tema al que hace alución la peli: igual es bueno que como amigo que si echas de menos se lo digas, igual es bueno como amigo que si crees que la esta cagando se lo digas, igual es bueno como amigo que si no entiendes el fin de como actua se lo plantees. No es buen amigo, creo yo, quien te dice que si todo el rato. derrepente es bueno que participen de una movía de piso.

Eso

B.

1:12 a. m.  
Blogger J a v i e r said...

Mr, no conto usted la pelicula , pero el señor de miami parece que revelo el final. Yo pretendia ir con mi gordo a verla este finde pero por cosas de tiempo no pudimos,asi qeu espero ir pronto. Creo que el tner una carrera ascendente tiene muchos costos, hay diferentes tipos de personas. personalmente soy un tanto trabajolico y al buscar el exito profesional me esfuerxo un poco mas de lo normal...lo de los amigos...los mios siempre han estado y no reprochan mi actuar o el actuar de otros, nos respetamos y queremos
un abrazo
jvr

8:56 a. m.  
Blogger Remus said...

El siguiente comentario fue aporte de Pablillous. Le edité una parte porque a mi amigo se le cayó el cassette, el CD, el pendrive respecto al final de la movie.

Pablillous dijo:
Primero que nada..sabias que el diario de la princesa fue producido por Whitney Houston?
Ahora estoy parcialmente en desacuerdo contigo...Los amigos no tenían derecho a criticarle a Andie que ella fuera responsable y se tomara en serio su trabajo, pero si creo que era su obligación ddecirle que se estaba convirtiendo en alguien plastico y que tenia poco que ver con ella misma..eso ningun trabajo lo vale..
*******

mi humirde opinión!

abrazos

10:16 a. m.  
Blogger J. said...

Los amigos están para estar ahí, en las buenas y en las malas y punto, algunos dicen las cosas, otros no, otros apoyan siempre, en fin lo que hagan o no dependerá de como sea el cariño que te tienen, la reacción es parte de la personalidad de cada uno, uno es el que debe saber leer las señales comentarios y opiniones, por algo los conoce, son sus amigos y tiene la confianza de poder preguntar si no entiende bien o no le gusta lo que está entendiendo.

Slds

2:06 p. m.  
Blogger astrolloron said...

"Jovencito":
Jajajajajajajaja!!!! Pablillous pan con palta, elastico vencido, boca floja, jajajajjaajjaa.
Creo que primero la vere para darte mi humilde opinion.

7:40 p. m.  
Blogger astrolloron said...

"Jovencito".
Vi la peli.
Concuerdo con pablillous, los amigos tienen la obligacion de decir cuando vas perdiendo la escencia. No se puede llegar a sacrificar a las personas que amas por una pega, por muy importante que sea. Me gusto el final.

1:52 p. m.  
Blogger Adrian Paul said...

Los amigos simplemente deben estar!! Si no, mmm..no es amigo(a)

Kiero ver esa peli!!!

Hugs

10:52 a. m.  
Blogger .:: blackbird ::. said...

Qué buena película, no?

Pero sobre el tema que planteas, también me dio mucha rabia esa actitud de los amigos, y que es finalmente, la ideología que quiere meternos la película a fin de cuentas. Lo dije en el comentario en mi blog, la película es encantadora, pero no esconde la sensiblería ni el guiño agringado que trata de tirar las moralejas.
Tengo amigos que también se han quejado porque los he dejado de lado por mis nuevas actividades sociales, y se han puesto como los amigos de Andy. Y lo único que hacen es que uno se culpabilice, se sienta mal, y finalmente son un problema más que solucionar.

Pero insisto, la película debiera haber sido de principio a fin con esa ironía, ese humor tan exquisito y esa incorrección que la mayoria de las veces se agradece en el cine de Hollywood.

Cariños
C.

5:23 p. m.  
Blogger GATO ROMANO said...

Los amigos son una forma de control social también. No creo que sean solo buena onda y amor.

6:40 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home