lunes, octubre 23, 2006

Problemas de comunicación

No sé si es por formación, timidez o bien cierta atrofia en materia de sociabilidad, pero definitivamente hay códigos de la conversa en persona que yo no manejo o los hago con torpeza. Eso siempre me ha hecho parecer un tanto seriote y malo para interactuar.
Por ejemplo, me suele ocurrir en conversaciones con amigos o conocidos que de repente alguien lanza algún comentario que me descoloca, y yo en vez de reaccionar con naturalidad me quedo en silencio, con cara de extrañeza, analizando las implicancias de lo dicho. Así permanezco hasta que la persona en cuestión atina a decirme “tranquilo, es broma”, ante lo cual esbozo una sonrisa nerviosa, que mezcla cierta vergüenza y alivio.
El problema es que como soy medio perseguido y cerebral, me recrimino ese error y más tenso me pongo.
Además, tampoco me es fácil iniciar conversas de la nada con alguien que recién conozco, lo cual más de una vez me ha generado embarazosos momentos de mutismo, apenas interrumpidos por un par de frases como para salir del paso, del tipo diálogo con taxista.
La verdad es que me cuesta un poco (un poco harto) relajarme en las relaciones cara a cara, supongo que influye el hecho que me críe más bien rodeado de gente mayor –fui hijo único hasta los 15 años- y en un ambiente muy formal, donde la pauta de conducta era no interrumpir a los adultos, decir cosas inteligentes y hablar correctamente.
Por eso casi siempre estoy cuidando lo que digo, tratando de analizar la reacción generada en el otro, y esforzándome por tratar de “parecer” natural en lugar de simplemente serlo.
Por supuesto, no soy así con todo el mundo. Con mis familiares y amigos más cercanos me da lo mismo meter la pata, soy capaz de hablar hasta por los codos y si me dan cuerda también me pongo disharashero (pero siempre guardando la compostura, of course).
Pero para acceder a ese Remus se necesita tiempo.
Igual me da lata que otra gente que no me conoce más en confianza se lleve la impresión que soy pesado y/o distante. Simplemente conversar no es mi fuerte, y puedo asegurar que yo soy el que más lo lamenta
Afortunadamente esta situación ha ido cambiando un poco. Lo cual pasa por aceptarme así y no estresarme con ello; reírme de mis torpezas y limitaciones, y no darles más importancia que las que merecen.
Sin embargo, modificar algo tan arraigado es un proceso gradual, así que a quienes les ha tocado -la suerte, debo agregar- de conocer en persona a este humilde servidor, les pido que tengan un poquito de paciencia, si tan tan seriote y callado no soy.

10 Comments:

Blogger Blefaroplastía said...

Holas, no me gusta ser el primero, pero tará de dio no ma.

A mí me pasa lo mismo, pero por razones distintas. Soy pésimo pal lenguaje hablado, especialmente si nos estamos conociendo. Con el tiempo me ralajo y menos problemas.
Es espantoso cuando estai como obligado a meter un tema y tu cerebro está en blanco y solo te sale un eeemmmh claro, eso. O cuando te dejan solo con alguién que recien estai conociendo y más encima te dicen algo así como "voy y vuelvo, conversen no más" eeemmmh claro eso. Que decir de viajes largos, o encontrarse en el metro al principio del viaje y dirigirse al mismo lado. eeemmmh claro, eso. Simplemente mis sesos se quedan ciegos de palabras.
Para completar el cuadro, se me olvidan las palabras y no puedo continuar con las frases, ni las ideas. Me pasa además que me desconcentro y se me va la onda y no me acuerdo que estaba diciendo, o derrepente me preguntan algo y cacho que mientras me hablaban me fui muy lejos de ahí y no tengo idea... Un desastre. Obviamente, caigo mal, quebrado, sobrado, tonto, etc. y es solo timidez y defcit atencional.

Eso

B.

PD: Si algún día tengo el gusto, va a ser una lata de conversación. Pésimo futuro.

8:41 p. m.  
Blogger Doso said...

me di cuenta cuando lo conoci, y eso qu ecasi no hablamos, pero se noto lo buena tela...
Niño era exactamente igual a ud, cuando yo lo conoci, pero a fuerza de "cachuchasos" (broma) jajajja, logre que se abriera (en el buen sentido de la palabra), q se relacionara, participara, interactuara, y saliera de su burbuja, puedo decir, que "tarea hecha"
Asi q del eno mas, ya vera como despues sera l areina, perdon el rey de la fiesta...

Abrazos Mil
DOSO

9:45 p. m.  
Blogger Ya no me engañas, descubrí tu blog said...

creo que puedo sentirme privilegiado de haber chateado y conversado bastante contigo. siempre el chat es más relajado, pero igual en persona hemos tocado temas bien al hueso.

lo de los silencios incómodos en situaciones sociales a mí también me pasa, pero a veces. no sé exactamente por qué a veces sí y otras no.

el que seas reservado no lo veas sólo como un problema. yo diría que al mismo tiempo es una virtud, o un plus. por lo menos yo me siento más cómodo con gente más reservada que con gente que anda ventilando de todo o actúa sin importarle cuál pueda ser el efecto en los demás.

me acuerdo cuando temíamos que nos íbamos a aburrir porque los dos nos íbamos a quedar callados y no habría tema de conversación ... jajajaja. bueno, pues no pasó. por lo menos yo no me he aburrido contigo.

puede ser un poco incómodo en situaciones sociales, pero reitero que no lo veas sólo como problema, también es una ventaja: eres una persona confiable y prudente.

saludos

10:14 p. m.  
Blogger J. said...

Esas son cosas propias de la personalidad, y la gente debe entender eso, y no también debe entender que así no más es, pero lo que me queda dando vueltas es ¿a quién estará dirigido este post?

Slds

9:30 a. m.  
Blogger Patto said...

No te creas aveces ser tan suelto de cuerpo o mejor dicho de lengua ja ja trae problemas como en mi caso, sobre todo cuando conoces a alguien tan hablador como tu, me pasó con el Javierotte, un bloggeramigo, cuando nos conocimos nos pasamos horas hablando y mas encima hasta nos interrumpiamos a ratos "cual de las dos locas mas lora" ja ja ja bueno de eso hace raaaaaato y todavía seguimos hablando ja ja ja. oye pero na poh sino hay nada malo en ser menos hablador al final es parte de tu personalidad y quien te conozca deberá aceptarte como eres y punto...total como tu dice cuando entras en confianza eres mucho mas dishrarachero asi que tranqui no mas, también me dió la impresión que este post llevaba nombre y apellido como dijo j... saludossss

10:19 a. m.  
Blogger J a v i e r said...

No creo que tengamos que tener una "POSE" frente a las personas que conocemos, tampoco creo qe solo la gente extrovertida es la exitosa. No sé, pa mi es re facil enfrentar ciertas situaciones, pero tambien hay otras en las que no me salen las palabras, solo la confianza que tienes con la persona hará que te conozcan realmente como eres..no busques agradar asi como asi, que de seguro por como escribes eres mas simpatico de lo que crees aparentar.

un abrazo
jvr

10:51 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

La verdad es que prefiero a la gente que habla poco. Es una generalización, por cierto, pero en realidad las explosiones verborreicas terminan reventándome un poco cuando a alguien no lo conozco lo suficiente. Siento que me faltan el respeto cuando alguien cree que puede hablarme media hora seguida sin yo haber dado a entender que me interese que me hablen.

Ahora, pensar que eres pesado y distante! naaaah, para nada. En serio.

Nos estamos viendo!

2:26 p. m.  
Blogger Querub said...

Hola Remus

Veo que Doso ya contó mi caso, pero en fin. Agregaría que la raíz está en el hecho de ser hijo único, criarse entre adultos - uno se vuelve viejo chico rápidamente y pierde espontaneidad. Aunque como dice doso, me he abierto un poquito al tema social, pero igual los grupos medianos donde todos tratan de lucir, me superan y me pongo medio flojo para interactuar.

Saludos,

Querub.

9:41 p. m.  
Blogger Ixiano said...

fijese una cosa, lo que escribes me describe bastante bien, sin cambiar una coma.

6:48 p. m.  
Blogger Pablillous said...

creo que mas que lo que dices, eres una persona con mucho tacto y cuidadosa de lo que dice...yo quisiera tener la mitad de eso..
de verdad..

abrazos

11:35 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home