lunes, febrero 20, 2006

Brrrr...

Por las recanillas del mono, yo no sé qué tiene el calefont conmigo, pero desde hace unos días le ha dado por jugarme malas pasadas a la hora de la ducha. Supuestamente lo habían arreglado, pero hoy nuevamente no encendió. Al parecer justo a la hora en que yo me baño disminuye la presión de agua, aunque francamente estoy entrando a sospechar que se trata de una indirecta divina.
Porque no hubo caso, intenté dar la llama al máximo y abrir de golpe la llave del agua caliente –a riesgo de terminar entero chamuscado-, introduje un papel con fuego para ver si así lograba que la parrilla prendiera, probé con las llaves del lavamanos y la cocina, le bailé la danza del fuego, y nada, ni una sola llama fuera de la del piloto.
Resignado no me quedó otra alternativa que entrar a la tina y dar el agua fría. Porque seré cómodo, pero jamás desaseado; y eso de lavarme por presas con agua calentada no va conmigo.
Yo me he dado duchas heladas después de una sesión de sauna (no de ESOS saunas, ok), pero enfrentar esa situación recién saliendo de la cama, es algo muy distinto.
Pero bueno, ya estaba allí así que abrí la llave y me mojé tímidamente los pies, para que el impacto no fuera tan brusco. Brrrrr... Convencido de que postergar el asunto sólo lo empeoraría, respiré profundo y me puse bajo el chorro de agua helada. Lo que no te mata te hace más fuerte, dicen, así que si estoy aquí escribiendo esto, es porque mi corazón fue capaz de resistir el golpe.
Ya anestesiado por el frío, procedí a enjabonarme y cumplir prolijamente con mi ritual de limpieza diario. Todavía ando con frío, pero lo peor es la sensación de insensibilidad con la que queda el cuero cabelludo.
Lo positivo del asunto –para ver el vaso medio lleno-, es que como me dijo un amigo, las duchas heladas reafirman el cuerpo, nada mal para uno que como buen sedentario, es medio fofito. Lo malo es que también contrae otras partes... pero como por ahora estoy solo y abandonado, ése no es mayor problema, je
.

6 Comments:

Blogger Julius said...

Ten cuidado con ese calefont!!!! Cómo se te ocurre meterle una antorcha, por Dios??!!!!
No seas cagado y compra uno nuevo.

Abrazos

JUL.

1:04 p. m.  
Blogger xiao mei said...

ja ja ja pobrecito!!!!!
yo ya estoy acostumbrada ya que me baño todos los dias al despertar con agua helada, y en las tardes cuando hago ejercicios es distinto primero bien calente y despues el golpe frio, por lo mismo que tu dices "reafirmar el cuerpo" asi que suerte
y que quedes bien firme.

un besito

3:02 p. m.  
Blogger el doc said...

JAJAJAJAJA

yo antes tambien sufria con el calefont, metiendo sendas antorchas intentando encenderlo, para que luego se apagara solo antes de meterme a la ducha!

Para mi hay pocas cosas peores que una ducha de agua fría, pero como bien dices, una ducha es una ducha y no hay nada que la reemplace.

Esperemos que no siga esta mala racha!

slds

7:02 p. m.  
Blogger Louis said...

Nada como una buena ducha para despertar.
Oiga, si allá en la capital están disfrutando hace dias de más de 30 grados no creo q le haya salido tan fria el agua, yo creo que es de puro alharaco...
En todo caso es bueno el golpe de agua fria al terminar para "apretar las carnes", jaja
Y por favor, no se las dé de gasfiter....
LsL

9:33 p. m.  
Blogger LaRomané said...

lo que no te mata...al menos te dedja entumecido...jaja


Saludines

x0x0x0
laRomanè

3:15 a. m.  
Blogger Pablillous said...

habria pagado por verte hacer la danza del fuego...ja ja

abrazos

3:45 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home