sábado, abril 14, 2007

Time in a bottle

Ya que hablamos de recuerdos… Cuando era chico todos los veranos, en febrero, viajábamos al campo, a un pueblo al interior de Chillán.
Pero hace años que yo ya no voy; cada vez que iba me aburría mucho y lo único que quería era volver luego a Santiago.
Sin embargo, con el tiempo uno valora mejor las cosas –aunque también las idealiza-, por lo que hoy mantengo bonitos recuerdos de esas vacaciones.
Aprovechando que mis hermanos menores siguen yendo, le pedí al Mario que sacara varias fotos del lugar.
Aquí van algunas imágenes:

A eso de las 16:00 Hrs, cuando la posición del sol ya permitía algo de sombra, me gustaba caminar por el borde de esta alameda. Aprovechaba ese tiempo para imaginarme protagonizando aventuras como las de Robotech, buscando tesoros perdidos o inventando mis propios países, con su historia, ciudades y costumbres. Mientras lo hacía, gesticulaba y hablaba solo, lo que me generó cierta fama de “loquito” (no loquita, Ok).



A veces me quedaba mirando esos paisajes y me bajaban las ganas de ponerme a caminar y caminar, cruzar los prados y bosques hasta llegar a esas montañas que se observaban a lo lejos. Nunca lo hice, era un miedoso crónico.


La foto no es muy buena, pero el ocaso era increíble: todo de colores ocres y anaranjados, una brisa que obligaba a abrigarse bien, y un silencio sólo roto por el sonido de los animales y pájaros.



Me gustan las flores sencillas y de colores intensos, como este campo verde salpicado de azul.


Esta foto me encanta. Creo que antes era más común apreciar nubes de formas increíbles sobre Santiago, como los blancos y esponjosos cúmulos que ahora apenas se asoman sobre la cordillera. O quizá simplemente ocurre que ya no miro tanto el cielo como lo hacía antes.

11 Comments:

Blogger Ya no me engañas, descubrí tu blog said...

muy buenas las fotos. evocadoras. te imagino perfecto gesticulando jajaja

me parecieron muy Van Gogh los paisajes. sí, dan ganas de recorrerlos.

también guardo muy buenos recuerdos de mi niñez en el campo... muy buenos recuerdos... años felices.

saludos

9:37 p. m.  
Blogger J. said...

Me temo que ya no miras tanto al cielo, el calentamiento global no nos ha privado aun de eso... o lo otro, es que te mueves entre muchos edificios.

En esa onda me dieron ganas de ir al sur hace un par de semanas, aprovechando lo barato de los pasajes de avión compré, pero para un buen rato más... al meno stengo harto rato para hacerme de nostalgia de frío y sobretodo lluvia

Slds

9:44 p. m.  
Blogger Querub said...

En Santiago hay atardeceres preciosos a veces. Y otras en que el cielo se pone como en LOST de un color amarillo eléctrico, aparece una nube enorme como nave nodriza y llueve sorpresivamente.

La foto del ocaso está bien, para la próxima pide que te tomen 2, una con la camara seteada para luz dia y otra para luz de noche. Luego las combinas con Photoshop y obtienes una imagen de mayor rango dinámico.

Yo también actuaba y hablaba sólo jugando, incluso hacia mas de 1 personaje, es más común de lo que se cree, no te conviertes en esquizo después, jajajaja.

Al menos al leer tu blog no salta a la vista ninguna sicopatía evidente. :)

Querub.

10:00 p. m.  
Blogger J. said...

Que es eso de mayor rango dinámico? me interesó el juego ese con photoshop.

Slds

9:39 a. m.  
Blogger Pablo said...

lindas fotos y lindos recuerdos..

ya te veo gesticulando solo


abrazos

9:41 p. m.  
Blogger Blefaroplastía said...

Me pasaron varias cosas.

1) me acordé de San Fabían de Alico y las tortillas de rescoldo.

2)Se me vino al tiro la imagen de tí conversando contigomismo y gesticulandote. Sorry, pero das el tipo.

3) Buenas las fotos, me dio alergia mirarlas.

4) qué rico es el aire, el viento, las nubes portentosas.

Eso

B.

11:25 p. m.  
Blogger Doso said...

Bonitos recuerdos de la niñez, perduran por siempre en tu memoria, ya sabes a que recurrir en algunos momentos, o cuando lo necesites..

Abrazos
DOSO

11:40 p. m.  
Blogger sufiân nadim najíb said...

Sabes, siempre miro mis fotos antiguas, me da entre nostalgia y alegrias, pero esta bien por que quien conoce sus raices, sabe quien es en la vida.

Muchos saludos señor REMUS, y ojala algun dia vuelba a esos hermosos lugares de su infancia.

SUFIAN

11:41 p. m.  
Blogger J a v i e r said...

Me pasa algo parecido, dejé de ir al campo a penas me dejaron quedarme solo en santiago, aun tengo recuerdos y nostalgia Me gusto la foto del campo de trigo, no te imaginas la cantidad de recuerdos que me trajo, y claro, es costumbre de muchos hablar solo e inventar muchas cosas, yo hacia mapas para descubrir tesoros, hasta le quemaba los bordes para que se viera antiguo.
La foto del atardecer, y ver el viento, me imagine agarrado a una taza de café cubierto con una frazada en un borde del cerro contemplando ese paisaje y arreglando el mundo en buena compañia.
saludos
jvr

11:33 a. m.  
Blogger FILIPPO said...

Oie siii, era San Fabían? o mas para el lado de El Carmen o Pinto?

Bontios lugares.

Yo sigo recurriendo al campo....dale una vuelta man! a veces es bueno volver a los lugares donde uno fue feliz....el tener un lugar alternativo cuando no soportes Santiago es muy valioso en estos dias.

Saludos!

2:41 p. m.  
Blogger Remus said...

Que bueno saber que las fotos despertaron bonitos recuerdos en varios blogueros ¿cierto Remus? Así es Remus, estamos muy contentos :)
Efectivamente la zona está cerca de Pinto, más al sur de San Fabián de Alico (también pude haber dicho que se encuentra próxima a Coihueco, pero no faltaría el chistosito que me agarraría pal weveo)

Abrazos (y también para mí mismo)

12:40 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home