lunes, abril 23, 2007

Volviendo a clases


Con motivo de un curso de capacitación promovido en el trabajo, tuve la oportunidad de volver por un tiempo a la universidad.
Fueron algo más de dos semanas en las cuales, después de la jornada de trabajo, tenía que partir a otras cuatro horas más de clases todos los días. Un periodo algo intenso, pero que disfruté a concho.
Me encantó volver –aunque fuera parcialmente- a esa dinámica de aprender cosas nuevas, de compartir con otros “estudiantes” y de hacer vida universitaria.


Al igual que mi manía matea de tratar de escribir hasta los suspiros del profesor, todo en párrafos perfectamente ordenados, destacando títulos y subtítulos, identificando bien cada día de clase con la fecha en el margen superior derecho de la página.
También volvió la preocupación por rendir pruebas, a pesar que el sistema de evaluación del curso era más bien una formalidad para cumplir con requerimientos Sence. Pero pese a estar consciente de ello, igual me ponía nervioso ya desde el día previo al examen, pues nunca me ha gustado sacar malas notas (ser el buen alumno del curso –y malo pa los deportes- fue el rol que me marcó en el colegio y sobre el cual se estructuró parte de mi personalidad).
Si bien llegaba tarde y cansado a casa, también retornaba contento.
Desde hace tiempo tengo claro que quiero volver a estudiar, y no por un afán de revivir mis años universitarios –porque tengo claro que ese periodo fue muy bueno, pero ya pasó-, sino por el deseo de reactivar las neuronas, de dejar un poco la rutina laboral en que he caído y plantearme nuevos desafíos intelectuales.
Eso es lo que me gusta: aprender, adquirir nuevos conocimientos y desarrollar la capacidad de interrelacionarlos.
Yo sé que tengo cerebro para eso, pero también siento que es una capacidad que actualmente estoy desaprovechando, y no quiero quedarme con esa sensación.
Si todo sale sin inconvenientes, este año pretendo terminar con unos compromisos financieros que me tienen algo limitado y de ahí… todavía no tengo lo tengo 100% claro, pero se viene un romper la inercia.
Este breve retorno a las aulas me despertó el apetito.


PD: Fui el mejor alumno del curso con un 97% de aprobación.
:)

(Fotos de Robert Doisneau)

11 Comments:

Blogger J. said...

A mi igual me gustaría estudiar, pero me quedo corto en el qué, porque quiero actualizarme pero no pasarme dos años en esa dinámica, en fin es uno de los pendientes que debiese considerar, porque en definitiva siento que lo aprovecharía mucho más que cuando pasé por la universidad... madurez le llaman.

:)

Slds

8:34 a. m.  
Blogger Blefaroplastía said...

Que chori. A mi también me gusta ser el mejor alumno. Cuando uno es mateo, es mateo no más poh. No hay nada que hacerle. ¿Te dieron diploma, galvano, una foto, un recuerdo, algo?

Suerte entonces para cuando tome la decisión. Consiguete auspicio y estai.

Congratulaciones.

Eso

B.

12:33 p. m.  
Blogger J a v i e r said...

Es entretenido esto de estudiar. Tu sabes que hace poco termine mis estudios, y aunque juré nunca mas volver a estudiar, ya me he visto analizando un par de postitulos para el proximo año....exito en lo qeu emprendes, nunca se es viejo pa volver a hacerlo y siempre hay una forma de financiarlo, lo importante son las ganas y la constancia para ello.

un abrazo
jvr

3:13 p. m.  
Blogger Ella said...

Bueno es saber de alguien más con las manías de los títulos y subrayados, y de escribir hasta los suspiros ... aunque espero que tus resúmenes no sean, como los míos, casi más largos que los textos. De todas maneras, aunque un poco incomprendida, no es una mala costumbre para traspasar a los niños ... al menos lo intento.

Siempre es grato saber de ti, de cómo van tus cosas, tu vida.

Un abrazo, con el mismo cariño.

7:44 p. m.  
Blogger Doso said...

De principio te da como un poco lata volver a estudiar, pero despues del primer día, le tomas el gusto y sigues feliz!!! yo termine hace poco de estudiar despues de la pega, y los 1eros semestres no falte nuca, es algo que no t epuede spermitir y sobre todo en ciertos ramos, algo de mateo y algo que se aprende de mas niño...

Quieor volver a estudiar... pretendo hacerlo el proximo año...

Abrazos
DOSO

9:09 p. m.  
Blogger Ya no me engañas, descubrí tu blog said...

Don Remus,

Mis felicitaciones por su destacado desempeño en el curso y por las ganas de retomar el aprendizaje... a ver si me doy ánimos yo también... que lo necesito más... :S

Saludos

p.d. Qué misteriosa "Ella", que te comenta. No muestra su perfil... mmm...

9:17 p. m.  
Blogger nerd-son said...

porque se es mas aplicado...despues???
estoy en un posgrado y lo mismo!!!..en mi epoca de universilesooo ni percaba....pero ahora...todo un MR.aplicado

salud-os

11:56 p. m.  
Blogger el doc said...

Qué bueno que estés considerando seriamente volver a las aulas! me imagino que ya has visto más o menos qué harás, no??


Yo encuentro entretenido volver a estudiar, y pese a que recién salí de la U, ya estoy metido en algunos cursos... y tal como en la U tomo buenos apuntes intercalados con siestas ocasionales :D

6:55 a. m.  
Blogger Feñizio said...

Felicitaciones por tu buena nota.
Me alegra saber que tienes proyectos para seguir estudiando.

Saludos

12:23 p. m.  
Blogger Querub said...

De aprender cosas nuevas nunca te arrepentirás - ya sea por medios formales o informales - .

Las necesidades espirituales del ser humano son dos: conocer y amar.

La vuelta a la universidad, la justifico si vale la pena el gasto, es decir, si pasa por inversión. De lo contrario, hay muchas actividades para mantener las neuronas activas, y que sólo requieren tiempo y constancia.

Un grafólogo diría que tienes tendencia a fantasear a veces. Por qué? Porque tu letra flota en vez de mantenerse aterrizada sobre el reglón.

Querub.

11:02 p. m.  
Blogger GATO ROMANO said...

Estudiar es lo mejor. Incluso creo que hasta querer revivir tiempos pasados es un buen motivo para hacerlo.

10:33 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home