sábado, febrero 23, 2008

Ingratitud


Da pena ver como una de las mayores actrices que ha tenido Chile, se fue casi sin pena ni gloria. 


Los medios de comunicación, hiperventilados en estos días por cubrir todos los detalles más escabrosos de la mediocre farándula local, con suerte cedieron algunos minutos o páginas para referirse al fallecimiento de Anita González. 


Francamente, no me lo esperaba. No pensé que estuviéramos tan mal. 


Ya sé que los chilenos somos malagradecidos, pero esto fue el colmo. Sobra espacio en todos los canales para repetir hasta el cansancio la presentación de un talentoso pero simple imitador, y se olvidan de las miles de risas que a lo largo de toda su carrera provocó la gran Anita,  con personajes cargados de chilenidad, como la Desideria o doña Rosaura. Si hasta las empelotadas y tontorronas candidatas a reina del festival fueron más importantes.


Y qué decir de nuestras autoridades. Mientras en el funeral de Volodia Teitelboim la Presidenta y sus ministros no tuvieron inconvenientes en hacer de guardias de honor, en la partida de Anita, mujer de personalidad fuerte, comprometida con las ideas de izquierda y constante defensora del mundo de la Cultura -de esa que se escribe con mayúscula-, brillaron por su ausencia.


Así es este Chilito. Definitivamente en algún momento perdimos la brújula.

6 Comments:

Blogger Ya no me enganas, descubri tu blog said...

muy de acuerdo, don Remus, pero con su talento, usted mismo nos podría haber alegrado con una reseña y homenaje a esta gran artista chilena.

pero yendo más allá, lo interpreto como la proyección de esa actitud inmediatista de los chilenos, en que pretenden pegarle el palo al gato, en lugar de superarse día a día. se desprecia la tradición y se hipervalora el hit del momento. mala cosa.

saludos

12:53 a. m.  
Blogger Huracan said...

Ni me había enterado del fallecimiento de la genial Anita Gonzalez. Me da pena que nuestro país vaa por ese camino "light", en que es mejor olvidarse de nuestro pasado y de alguien que representa unCile que los faranduleros "cool" quieren olvidar. Anita Gonzalez cantando La Pergola de las Flores es uno de los recuerdos fuertes que tengo de mi niñez. Me alegró mucho leer en El Mercurio online que la gente de la calle la despidió con cariño, al final eso es lo que importa.

9:41 p. m.  
Blogger J. said...

Hace rato que se perdió el aparato ese. Como que falta que el país completo salga de vacaciones sin TV, ni Prensa, ni internet, ni teléfono.

Slds

8:57 a. m.  
Blogger Emisiones Nocturnas said...

Cuando supe del fallecimiento de la Anita, se me vino a la mente el recuerdo del desayuno escuchando la radio Minería en mi casa sin luz, en una radio a pilas, viendo como mi mamá calentaba el pancito y le ponía mantequilla.

Una artista mas que se pierde en el olvido nacional, pero que se mantiene en el recuerdo de aquellos que supimos apreciar su arte.

Saludos

2:19 p. m.  
Blogger Blefaroplastía said...

Me encantaba ella, tanto por su trabajo como por su onda. Que la prensa no la recuerde puede tener que ver con su silencio. Esa enfermedad como que mata antes.

En todo caso, desde hace ya bastante tiempo que la prensa dejó de ser un referente de lo imporante.

Eso

B.

PD: Me pareció super injusta e ingenua la comparación con Volodia.

8:23 p. m.  
Blogger GATO ROMANO said...

El que Arturo Barrios sea el subsecretario de cultura ya lo dice todo. Es un tipo que muchos méritos podrá tener en varias áreas, pero que en cultura JAMAS ha sido alguien relevante. Está solo por motivos políticos.

Bueno, qué más se puede esperar de esta tierra pródiga en desproporciones y poca memoria.

6:54 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home